El desafío ambiental en el sector agropecuario de La Pampa

Por Jorgelina Montoya, Carolina Porfiri y Pamela Azcarate

El 18 de noviembre, compartimos una interesante reunión con el grupo CREA Pico-Quemú (La Pampa). ¡Fue una de esas reuniones en la que valió la pena estar, participar! La reunión se realizó en la Ea. La Suerte, allí asistimos como invitadas para compartir nuestra visión acerca del uso de los productos fitosanitarios, y la información generada desde la EEA Anguil con respecto a la contaminación de agua subterránea.

Nos recibieron los dueños de casa: Guillermo Vassia y Fernanda Battaglia. El asesor CREA del grupo, el Ing. Pedro Sosa, ofició de organizador y moderador de la reunión. Nos acompañaron el Med. Vet. Diego Pons, coordinador del Grupo Región Oeste Arenoso; el Ing. Agr. Cristian Alvarez (AER General Pico-INTA), el Ing. Agr. Diego Ferraro (FAUBA-CONICET) y unos cuantos productores de la zona, en total alrededor de 20 personas. Diego compartió con nosotros toda su experiencia en la utilidad del uso de Indicadores de Impacto Ambiental para su empleo en la toma de decisión de los tratamientos fitosanitarios a utilizar en el campo.

La calidez del sol durante las mesas de trabajo grupales acompañó un momento grato de discusión constructiva y de pensamiento proactivo, en la búsqueda de estrategias productivas en pos de la mitigación de la contaminación del ambiente por plaguicidas.

Desde la EEA Anguil, hace 10 años empezamos a trabajar en aspectos vinculados a la gestión ambiental relacionada con el uso de agroquímicos, en particular herbicidas. Hemos recorrido caminos sinuosos, obstáculos que sortear como la disponibilidad de equipamientos,  metodologías de trabajo, formación de recursos humanos, entre otros. Tampoco era tan fácil plantear el cuidado del ambiente como una variable dentro de la toma de decisión del productor.

Hoy en día, visualizamos un punto de inflexión: el sector productivo ha comenzado a demandar información de calidad ambiental y consulta cómo reducir el impacto ambiental de sus producciones agropecuarias. Podría enmarcarse en la tan mencionada interacción público-privada, podrían considerarse casos de investigación acción participativa o investigación adaptativa, como más nos guste. Sin dudas hay un largo camino por recorrer, un camino dinámico, que transitaremos juntos.

Al INTA se nos platea un gran desafío Institucional, ya que como Instituto de Investigación y extensión rural del Estado tenemos el deber de velar por el cuidado Ambiental de nuestra Tierra. Nuestra Tierra como Nación, Argentina, pero también nuestra Tierra como único planeta que puede sustentar la vida, por lo menos hasta ahora es así ya que no hay otro.

 

Jorgelina Ceferina Montoya es Ingeniera Agrónoma y actualmente coordina el Proyecto Específico “Los agroquímicos como fuente de contaminación difusa en agroecosistemas”

Carolina Porfiri es Ing. en RRNN y Medioambiente y Pamela Mariela Azcarate es Lic. en Qca. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s